Portuguese Desk

Uno de los fenómenos económicos más positivos de los últimos tiempos ha sido la configuración de un creciente mercado ibérico, en el que se han desarrollado exponencialmente las relaciones entre las empresas españolas y portuguesas. Los clientes de habla portuguesa de Marimón Abogados ocupan un destacado lugar en dicho desarrollo.

El Portuguese Desk se ha desarrollado por una parte a lo largo de muchos años de contacto directo con la realidad económica y cultural de Portugal, y es por otra parte resultado de la estrecha relación mantenida entre Marimón Abogados y Serra Lopes Cortes Martins, despacho portugués de referencia con el que hemos desarrollado una larga y fructífera colaboración.

El Portuguese Desk de Marimón Abogados nació como vehículo para la gestión de esta relación con nuestro partner ibérico, asegurando la prestación de un mejor servicio tanto a las empresas portuguesas que invierten en España y sus zonas tradicionales de influencia económica, como a las empresas españolas que desarrollan su actividad en el país vecino y en el mundo de habla portuguesa.

Frente a otros enfoques en el asesoramiento jurídico a estos clientes, basados en la integración o la asimilación, en Marimón Abogados creemos que el éxito en la gestión de este mercado transnacional se basa en aprovechar la riqueza que supone la diversidad cultural y económica del mercado ibérico.

El grupo de trabajo del Portuguese Desk está integrado por abogados de diversos departamentos de Marimón Abogados que trabajan en coordinación con Serra Lopes Cortes Martins, ofreciendo un conocimiento profundo de las necesidades específicas de los clientes portugueses que actúan en el mercado español. La familiaridad con la lengua portuguesa, que permite a los clientes trabajar en ella con nosotros, así como el conocimiento de los rasgos principales del Derecho del país vecino, nos permite ofrecer un trato cercano y una respuesta práctica, rápida y directa a las necesidades de las empresas lusas en sectores tan diversos como el financiero, el industrial, el energético o el agroalimentario.